pastor catalan

 Trabajador de gran docilidad. Astuto, alerta, obediente . Ni nervioso ni agresivo. Es fácil de educar gracias a su predisposición a ser obediente,su naturaleza hace que sea agradable y valioso para la familia como perro de guardia, compañía, muy sobrio, vivo e inteligente, de mirada noble, con carácter rústico y apreciable, muy devoto del pastor y del rebaño que se le confía, no se acerca a los desconocidos, por lo que en ocasiones parece huraño. Es un gran vigilante. Muy resistente al calor, al frío y a todos los agentes atmosféricos. ideal para trabajar en las condiciones extremas indicadas.  Originario de los Pirineos Catalanes, se ha propagado a todas las zonas de pastoreo de España y  Francia.