dogo argentino

Debe ser silencioso, nunca ladra, de buen olfato, ágil, fuerte, rústico y  sobre todas las cosas valiente. Jamás debe ser agresivo con los seres humanos. Este es un perro bien sólido y musculoso, aunque ágil y elegante .contrastando con su expresión de amistad y mansedumbre. Íntegramente blanco, puede tener una sola mancha oscura en el cráneo.  Siempre está atento a lo que lo rodea.