dalmata

Nacionalidad: Croacia.

De carácter y temperamento agradable, amigable, ni tímido ni inseguro, libre de nerviosismo y agresividad. Alegre, leal, independiente y fácil de entrenar. Al Dálmata le gusta el agua y la actividad en el exterior.En su comportamiento con los niños también puede considerarse un perro ideal. Una de sus máximas virtudes es la extraordinaria paciencia que demuestra, absolutamente necesaria para una convivencia continuada en familia.